El día que Curicó Unido goleó a Ñublense con un equipo comandado por canteranos

Un día como hoy, pero de 2014, Curicó Unido se midió ante Ñublense por la fase grupal de Copa Chile. En esa oportunidad, un equipo plagado mayoritariamente por jugadores nacidos en la cantera del Curi y de la zona derrotó a un conjunto chillanejo que llegaba con titulares hasta La Granja. Fue 5 a 2, una goleada inolvidable.

Y seguramente no solo será inolvidable por el marcador abultado, que 2 años después nos daría otro festejo similar pero con un 6 – 0 a favor, sino que por varios condimentos.

El Curi, dirigido en ese entonces por Sergio «Superman» Vargas, tenía citados a jugadores que nacieron en el semillero curicano: Christopher Díaz, Franco Bechtholdt, Carlos Guajardo, Francisco Allende, Matías Canales, Darío Morales, Sergio Catalán, Diego Díaz, Felipe Díaz, Jaime Arriagada, y Nicolás Zapata. Además, el portero Juan Martínez y el mediocampista Sebastián Leyton son de la zona, y juntos encaminaron al Albirró a una goleada histórica junto a experimentados como el querido capitán Pablo Otárola, Diego Barrios, o Fernando Lazcano.

Los chillanejos, por su parte, que en ese tiempo militaban en Primera División, llegaban con todos su poderío ofensivo comandado por los goleadores Sebastián Varas y Luciano Vásquez, e incluso comenzarían ganando ese partido que se jugaba de forma inédita un 21 de mayo bajo la lluvia curicana.

La Albirroja, eso sí, no sentiría la apertura de la cuenta y mediante un certero cabezazo de Pablo Otárola marcaría el empate. Tras él, doblete de Diego Barrios, más un penal ejecutado perfectamente por José Loncón y un un tanto de Francisco Allende -tras habilitación de Matías Canales- le darían la victoria al Curi de Vargas 5 – 2 frente al clásico rival. El segundo descuento para la visita sería obra de Varas, pero solo sería un leve suspenso generado en las cerca de 2.000 personas presentes en el Bicentenario.

¡Para no olvidar!

Comentarios cerrados.